Libro: Atrapados

01/09/2017

Cómo las máquinas se apoderan de nuestras vidas

Autor: Nicholas Carr

Atrapados pertenece a la familia de ensayos que reflexionan en tono de advertencia acerca de las consecuencias nocivas del uso de la tecnología. Sostiene que el uso continuado de Internet puede afectar negativamente a nuestro pensamiento, especialmente en lo que respecta a nuestra capacidad de concentración y procesamiento de la información.

La preocupación principal del autor es de índole ética: en el noveno y último capítulo, Carr rescata un poema de Robert Frost titulado Segando (Mowing), que ilustra eficazmente su miedo a que dejemos de sentir nuestras herramientas como parte de nosotros —a diferencia del vínculo entre el labriego y su guadaña, un ejemplo de lograda tecnología, en opinión de Carr— y nos volvamos sus esclavos. Nos invita también a salir de la dialéctica del amo y el esclavo en relación con los avances tecnológicos y, sobre todo, nos pide que no nos alejemos del mundo por culpa de éstos.

Se echa de menos un análisis más profundo acerca del vínculo afectivo que hoy desarrollamos con nuestro batallón de tabletas, ordenadores y smartphones. Para Carr, el valor de una herramienta no es solamente lo que es capaz de producir para nosotros, sino lo que produce en nosotros. ¿Somos capaces de decidir qué tareas dejamos en manos del ordenador y cuáles nos reservamos? ¿Dedicamos nuestra atención a lo que queremos? Las nuevas tecnologías suponen un ahorro de trabajo, pero ¿podrían erosionar nuestra libertad?

Tejido a base de curiosidades históricas y lúcidas descripciones de las últimas tendencias tecnológicas, económicas y psicológicas –que por momentos se pueden hacer un poco largas durante la lectura del libro-, Atrapados nos brinda una visión de un poderoso fenómeno que puede estar determinando nuestras vidas.

Recurrimos a los ordenadores para cargarles una parte cada vez mayor de nuestras tareas, en el trabajo y fuera de él, y para guiarnos en un porcentaje cada vez mayor de nuestras rutinas diarias. Con frecuencia, somos capaces de hacer más en menos tiempo, o de hacer cosas que sencillamente no podíamos hacer antes. Pero la automatización tiene también efectos más profundos: puede estrechar nuestra perspectiva y limitar nuestras elecciones. Puede someternos a la vigilancia y a la manipulación. Este es el caso descrito en los aviadores o en el uso del GPS.

En definitiva, Carr hace un estudio interesante y aporta unas conclusiones que por el momento no se han confirmado. Habrá que esperar aún unos años para saber cómo evoluciona la relación entre hombre-herramientas.

Read more

Películas 2019; perfectas para pasar un rato en familia

02/12/2019
PELÍCULAS DE 2019 PARA PASAR UN RATO EN FAMILIA EN NAVIDAD KLAUSS (película española, original de Netflix) Se [...]

Llega la nueva plataforma de videojuegos que no necesita consola

10/11/2019
Una nueva manera de jugar a los videojuegos, como nunca hayamos visto antes. Ya tenemos a nuestro alcance la [...]

Libro: Irresistible

19/02/2018
Irresistible: ¿Quién nos ha convertido en yonquis tecnológicos? Autor: Adam Alter Adam Alter es el psicólogo [...]