Lo más parecido a la conciencia de Silicon Valley

26/02/2018

El pasado 7 de febrero tuvo lugar en Washington D. C. el primer evento público del Center for Humane Technology, una iniciativa que reune a antiguos directivos de las grandes empresas tecnológicas preocupados por la “carrera” en que se han enfrascado estas compañias para apropiarse de la atención de los usuarios. La jornada -Truth about Tech, organizada en colaboración con Common Sense Media- supone el pistoletazo de salida de una campaña que pretende llegar a 55.000 escuelas públicas de Estados Unidos.

El Center for Humane Technology se propone “detener la crisis de atención digital y que la tecnología vuelva a estar en sintonía con los verdaderos intereses de la humanidad”. Su fundador, Tristan Harris, trabajó durante tres años como diseñador ético de Google y ha sido definido por la revista The Atlantic como “lo más cercano que existe a una conciencia de Silicon Valley”. Entre los colaboradores de Harris en el proyecto se encuentran personalidades como Roger McNamee, inversor de primera hora en Facebook, o Lynn Fox, exdirectiva de comunicaciones en Apple y Google.

Afortunadamente, el trabajo de este grupo de expertos empieza a dar su fruto. De lo que se trata -explica Harris en una charla TED- es de no aprovechar las vulnerabilidades psicológicas que todos tenemos para lograr que pasemos más tiempo ante las pantallas, sino de diseñar la tecnología de modo que sea una ayuda para caminar según los propios ideales. En este sentido, el Center for Humane Technology propone algunas ideas prácticas que podemos aplicar para tomar el control en el uso que hacemos de los dispositivos:

1. Desactivar todas las notificaciones, excepto las personales: las notificaciones aparecen señaladas en rojo, porque es un color que llama inmediatamente la atención. Pero la mayoría de notificaciones se generan automáticamente. Para no dejar que las máquinas interrumpan nuestra atención, se aconseja dejar activas únicamente las notificaciones de mensajería, como WhastApp o FB Messenger, donde nos buscan personas reales.

2. Funcionar en escala de grises: los iconos de colores otorgan pequeñas recompensas a nuestro cerebero cada vez que desbloqueamos el dispositivo. Configurar el teléfono en escala de grises ayuda a controlarlo en menos ocasiones durante el día.

3. Cargar el dispositivo fuera de la habitación: para quienes el móvil supone una dificultad a la hora de dormir, o sienten la necesidad de controlarlo incluso antes de salir de la cama, este consejo puede ser muy útil. Los despertadores tradicionales se venden a muy buen precio.

4. Para los más valientes... desintalar las aplicaciones de Redes Sociales: si realmente se quiere disminuir el tiempo de uso de los dispositivos, es una de las medidas más eficaces. También se puede dejar alguna funcionalidad específica, como el FB Messenger.

Se pueden encontrar otras recomendaciones aquí.

Read more

Google apuesta por la concentración

11/06/2018
¿Alguna vez has abierto una aplicación para mirar algo concreto y has acabado invirtiendo horas enteras? ¿ [...]

Por qué no importa (tanto) la edad del primer móvil

30/05/2018
¿Quién se acuerda del día en que sus padres le dejaron ir solo al colegio por primera vez? ¿Y de la primera [...]

QualityTime y el espejo de Blancanieves

22/05/2018
Espejo, espejo mágico, dime una cosa, ¿Qué mujer de este reino es la más hermosa? Mi Reina, usted está llena [...]