Lecciones de vida de la mano de Super Mario

27/10/2017

Ha vuelto. Realmente nunca se ha ido. Pero aquí está de nuevo. Super Mario se presenta una vez más ante el gran público para enfrentar una odisea sin precedentes.

Si las expectativas ya eran altísimas cuando se anunció su lanzamiento, la popular revista japonesa Famitsu se encargó de ponerlas todavía más altas al darle una calificación casi perfecta a este videojuego (la última versión de Mario en recibir ese puntaje había sido Super Mario 64 hace casi dos décadas). Super Mario Odissey ya está en el mercado, y todo está servido para una nueva aventura del popular fontanero.

La llegada de este nuevo título nos ofrece una ocasión inmejorable para volver a fijarnos en la figura de Mario. Sin duda alguna, el personaje más popular de los videojuegos ha estado constantemente presente en la vida de los gamers durante las últimas décadas. Por eso, vista su notoriedad, puede ser un ejercicio muy útil utilizar ejemplos como los de Mario para disfrutar más del mundo digital (y de paso, conciliarlo mejor con el mundo “real”).

 

1. Salvar a la princesa: los ideales grandes orientan

 

Los juegos de Mario Bros han evolucionado mucho a lo largo del tiempo: al inicio eran lineales, desde Super Mario 64 pasaron a ser también de mundo abierto. Pero lo que nunca ha cambiado es el objetivo que se traza Mario: rescatar a Peach de las garras de Bowser.

Los ideales, las aspiraciones altas, son metas que nos pueden ayudar a orientar nuestros esfuerzos. Antes de preguntarnos qué hacer o qué no hacer con la tecnología en nuestras vidas o en la de nuestras familias, es bueno preguntarse qué queremos, a qué aspiramos, qué queremos ser como personas. Esto nos ayudará en muchos sentidos: podremos ponernos metas más altas y significativas si notamos que aspiramos a poco y podremos mirar en perspectiva para comprender qué rol puede cumplir la tecnología en esas aspiraciones vitales. Así será más fructífera la respuesta a esa pregunta sobre qué hacer o qué no hacer con los medios digitales en nuestro hogar o colegio.

 

2. No buscar siempre la recompensa: contemplar por contemplar

 

Existen decenas de versiones de Mario Bros, y cada una tiene sus características propias. Muchos de esos títulos tienen un sistema de vidas y recompensas (monedas, estrellas, etcétera), que el personaje debe ir recogiendo a lo largo del juego.

Sin embargo, muchos de esos mismos juegos permiten terminar los mundos sin haber recogido todos los poderes, estrellas o monedas a los que se pueden aspirar. Es decir, el sentido del juego no se limita a objetivos. El juego no tiene limitaciones de tiempo: no hay prisa en acabar. Un buen ejemplo es Mario 64: si uno quiere quedarse parado contemplando el paisaje, lo puede hacer sin problemas. La vida también nos ofrece múltiples veces esas oportunidades. Como dice el filósofo Leonardo Polo, un camino para recorrer en la educación es el de la reconciliación con la realidad. ¿Por qué no usar a Mario para explicar que hay vida más allá de los objetivos, que hay cosas que valen por sí mismas y no por la recompensa que procuran?

 

3. Perseverar. Intentarlo una y otra vez

“Gracias Mario. Pero la princesa está en otro castillo”. ¿Cuántas veces no ha tenido que escuchar esa frase nuestro amigo el fontanero? Un mundo tras otro, un enemigo tras otro, miles de peleas con Bowser, Mario no se ha rendido nunca durante todos estos años en su consigna de poner a salvo a Peach. Incluso cuando parecía que ya estaba a punto… ¡Otro castillo más! Pero nuestro héroe nunca tiró la toalla.

 

Una de las características de los juegos de Mario Bros es que no son ni especialmente fáciles –serían muy aburridos–, ni particularmente difíciles –la gente se frustraría y buscaría otras opciones–. Esa puede ser una pista para los padres y profesores: orientar a los jóvenes para que se pongan metas grandes alcanzables. De ese modo se puede mantener la ilusión de seguir caminando contando con que alguna vez puede haber tropiezos, sin perder la esperanza cuando descubramos que la princesa está en otro castillo y que el camino es todavía más largo.

 

4. Explorar. Conocer nuevos mundos

 

Como decíamos, la misión que se ha propuesto Mario implica una gran parte de misterio. Al inicio se sabe que Bowser ha raptado a la princesa, pero a partir de ahí está todo por descubrir. Si algo caracteriza al personaje de Mario Bros es su gran versatilidad y capacidad de adaptarse a todas las circunstancias. Eso quedará bastante claro en este título de Super Mario Odyssey, en el que deberá pasar por zonas desérticas y terrenos nevados.

Buscar, preguntar, salir. Ayudar a los jóvenes a no tener miedo a enfrentarse a realidades desconocidas: cultivar una nueva afición, conocer nuevas personas, leer libros, caminar por la ciudad o por el campo… Muchas veces no afrontamos lo desconocido por el mero hecho de ser desconocido. Otras veces, nos atrevemos a hacer cosas solamente en el mundo digital, porque pensamos que tendrán menos consecuencias que en la vida real. Pero como Mario, si tenemos metas grandes, necesariamente descubriremos que éstas implican casi siempre dejar la comodidad del sofá.

 

5. Tener fe, aprender a ver oportunidades

¿Quién estaría dispuesto a pegarle con la cabeza a una caja mágica sin estar seguro de cuál es el contenido? ¿Quién estaría dispuesto a intentar entrar por una tubería, por si acaso lleva a algún nuevo mundo subterráneo?

Respuesta: Mario.  

Nuestro héroe el fontanero sabe ver oportunidades donde de entrada sólo hay incertidumbre. Algunas cajas contienen una moneda, otras tienen champiñones para crecer, otras contienen fire flowers… una manera de ayudar a los jóvenes es invitarlos a cambiar el punto de vista: ver lo positivo de los retos, estar dispuesto a intentarlo, aunque exista el riesgo de equivocarse. ¿Cuántas veces no se ha dado en la cabeza Mario con un ladrillo que no contiene nada? Miles. Pero siempre estará dispuesto a probar con el siguiente.

 

6. Mejor juntos

 

El nuevo Super Mario Odissey contiene una novedad única: la entrada en escena de Cappy, una especie de sombrero mágico que acompañará a Mario durante todo el juego. La compañía de Cappy permitirá a nuestro héroe afrontar retos que de ningún modo podría abordar sólo. Además, una de las posibilidades más impresionantes es que Cappy permitirá a Mario tomar formas distintas: desde un Tiranosaurio Rex hasta una bala de cañón. Algo totalmente inédito que ofrecerá al jugador infinitas posibilidades.

La lección: mejor juntos. ¿Quién no ha disfrutado con la versión multijugador de Mario Kart? La opción de compartir con los demás es sin duda alguna una de las posibilidades más divertidas que ofrecen los videojuegos.

Buscar el carácter social de las cosas que hacemos y de las metas que nos proponemos suele ser un factor que enriquece las aspiraciones. Aprender a descubrir las virtudes y potencialidades de los demás; ayudar y dejarse ayudar; afrontar juntos –con los amigos, con la familia– los momentos positivos y los negativos de la vida. Otro punto de reflexión que podemos abordar con los hijos y alumnos basándonos en las peripecias de Mario el fontanero.

 

7. Vivir contento con la propia imagen, sin importarnos los likes

Años y años de aventuras, miles de vivencias, y siempre el mismo aspecto bonachón. Mario nunca ha dejado de usar el mismo tipo de atuendos, y por nada del mundo se ha cortado el bigote. En la era del selfie y la foto de perfil, en la que muchos cambian continuamente de vestuario y buscan el peinado perfecto para obtener más likes, Mario nunca se ha preocupado de acicalarse más de lo necesario. Nuestro héroe sabe que la princesa se fija más en sus esfuerzos por rescatarla que en la imagen que intente proyectar.

Que nuestras acciones en la vida real digan más de nosotros que la última foto de Snapchat: una meta vigente para todos, que fácilmente puede surgir en las conversaciones con los hijos mientras disfrutamos juntos de esta nueva versión de Mario, que seguramente todavía dará mucho de qué hablar.

 

 

 

Read more on Videojuegos

Read more

Francisco habla en un congreso sobre Internet y la dignidad de los niños

18/10/2017
La cuenta de Twitter del Papa alcanzó la semana pasada la cifra de 40 millones de seguidores en los nueve [...]

¿Contraseñas y filtros? Comencemos por los padres

05/10/2017
Para garantizar la seguridad de una casa, se pueden utilizar muchos métodos: cerrojos, candados, cámaras [...]

Aprender a leer con los iKids

03/10/2017
La doctora Katie Paciga , del Columbia College de Chicago, y Mary Quest , investigadora del Instituto Erikson [...]